Los miembros de la red escriben…

#HablamosDE

1000 horas para cambiar el mundo. Aprendizaje-Servicio en Bachillerato por Josemari Aymerich

Josemari AymerichJosemari Aymerich es profesor de Filosofía en el colegio del Sagrado Corazón de Pamplona. Es tutor de 1º de Bachillerato y coordina los proyectos de Aprendizaje-Servicio de su centro. Forma parte de las juntas directivas de la Red Navarra de Aprendizaje y Servicio Solidario y de la Red Española Aprendizaje-Servicio (REDAPS). Es presidente de la Transpirenaica Social Solidaria, una asociación que promueve la inclusión social de los jóvenes en contacto con la montaña.

Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo. Eduardo Galeano

 

1000 horas para cambiar el mundo. Aprendizaje-Servicio en Bachillerato por Josemari Aymerich


¿Qué es “ineverycrea“?

“Inevery Crea” es una comunidad para profesores y profesionales de la educación que crean, desarrollan y comparten recursos educativos originales

IneveryCREA, es una comunidad web donde los profesionales de la educación crean, desarrollan y comparten contenidos educativos originales con los que enriquecer su actividad pedagógica y digital.


¿Dónde encontrar este magnifico artículo de Josemari Aimerich?

En este enlace:

https://ineverycrea.net/comunidad/ineverycrea/recurso/1000-horas-para-cambiar-el-mundo/5e033f53-db9d-7cd1-da56-9f679150b6c3?modified


¿En qué consiste este proyecto?

Se trata de un reto que propuse a mi alumnado de 1º de Bachillerato en enero de 2019 que consistía en: “Si cada uno de vosotros dedicáis hasta el mes de mayo 10 horas de vuestro tiempo a mejorar este mundo, desde lo más cercano a lo más global, este lugar que nos ha tocado vivir, seguro que es más humano y habitable. 100 alumn@s x 10h = 1.000 horas”.

No se trataba de hacer un voluntariado, sino que debían vincular los aprendizajes de las asignaturas que cursaban con un proyecto en el que ayudaran a otras personas que lo necesitaran realmente. Por lo tanto, había una parte previa de reflexión e investigación y luego otra parte de acción. Tenían libertad para agruparse como quisieran, para detectar quién necesitaba de su ayuda, para contactar con entidades sociales y para organizar las horas de “servicio”. Ahora bien, tenían unas pautas sobre cómo elaborar un dosier de investigación sobre su proyecto, su temporalización y cómo “certificar” las horas que dedicaban al proyecto.

El sumario del artículo es este:

  • ¿Cómo detectaron quién necesitaba de su ayuda?
  • ¿Con qué entidades sociales contactó el alumnado?
  • ¿Cómo se motiva y anima a la participación del alumnado?
  • ¿Cómo encaja en las programaciones curriculares de las diferentes materias el impulso de proyectos de aprendizaje-servicio?
  • ¿Cómo os organizasteis para prestar el servicio?
  • ¿Y concretamente cuáles fueron los proyectos que salieron de “1000 horas para cambiar el mundo”?
  • Siempre que un docente se aleja de metodologías pedagógicas “tradicionales” se le pregunta por el sistema de evaluación ¿cómo ha sido en este proyecto”?
  • Dicen los manuales sobre aprendizaje-servicio que todos los proyectos tiene que cerrarse con una celebración ¿cómo lo hicisteis en “1000 horas para cambiar el mundo”?
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s